Leeré tu mente

late-stage-1431760_1920

Leeré tu mente por un momento. Pensarás que estoy jugando. Que es una broma o cualquier “charada”. Dirás “este sujeto está tratando de llamar la atención”. Dirás cualquier cosa y lo sabré, pues estoy leyendo tu mente. No, no te preocupes. No escudriñaré más allá de tus pensamientos actuales, nada de recuerdos dolorosos o aflicciones reales o imaginarias. No sentirás ningún malestar. No cambiarás tu forma de ser y actuar. Serás el mismo tal y como te conoces. Solo que yo sabré, momentáneamente, que pensabas en ese lapso. No contaré a nadie tus secretos. Pues yo mismo no sé los míos. Quizá si los sé, pero prefiero mantenerlos ocultos en un baúl. Un baúl cuya llave he olvidado donde la guarde. ¿Te gusta la idea de que alguien pueda, como un libro abierto, con o sin permiso, leer tu mente?. Yo creo que a nadie. Al menos que lo que guardes en tu alma sea algo que no deseas compartir o que creas que se usará en tu contra. Algunas personas creen en la telepatía, esa capacidad de comunicarte y compartir pensamientos con otras personas mentalmente. Se dice que las jirafas, las hormigas, entre otras especies  se comunican telepáticamente.  En humanos, al menos por ahora, no se ha comprobado del todo. ¿Qué usos le daríamos a esa capacidad? ¿Lo usaríamos para mejorar como humanos? ¿Habría caos y desorden por su mal uso?. El vecino sabría que pensamos sobre él. La esposa indagaría donde, realmente, está su marido, y con quien.  El alumno sabría las respuestas del examen. El pastor religioso temblaría al hacerse evidente sus deseos por la esposa del pastor rival de su iglesia.  El pretendiente enamorado sabría, por fin, que no tiene ninguna oportunidad de conquistar a su dulcinea. El político embustero sería perseguido por la muchedumbre al descubrirse sus muchas “tranzas” y desfalcos … o tal vez no.

Por el momento, los animales, que supuestamente son inferiores a los humanos, no han hecho mal uso de ese don. Es obvio, desconocen el lenguaje del hombre, su cultura, su “forma de vivir”, y no les interesaría saberlo.

Leeré tu mente algún día. Quizá hoy. Quizá mañana. Quizá nunca lo haga. No importa, tal vez ya lo hice y tú ni enterado estás.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s